14/04/2024

Hackeando el Sistema

La plataforma de opinión política divergente más influyente del municipio de Santo Domingo Este, en la República Dominicana, nuestros únicos compromisos son con la verdad y el pueblo Dominicano.

De poquitín en poquitín nos están matando a todos

En la era moderna, nos encontramos rodeados por un sutil pero constante goteo de sustancias tóxicas en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana. Desde los alimentos que consumimos hasta los productos de cuidado personal que utilizamos, un poquitín de metales pesados, productos químicos y toxinas se ha vuelto casi omnipresente. La pregunta que surge es: ¿cuándo ese “poquitín” se convierte en una carga demasiado pesada para nuestro organismo?

En nuestra mesa, no es solo un poquitín de metales pesados que puede encontrarse en los alimentos; es el resultado de prácticas agrícolas y procesos industriales que han dejado su huella.

Desde el petróleo en nuestra crema solar hasta el cloro en nuestra agua potable, cada uno de estos “poquitín” se suma a una exposición acumulativa que a menudo pasa desapercibida.

hackeandoelsistema.net

Incluso en nuestra rutina de cuidado personal, desde la pasta dental hasta los desodorantes, la lista de químicos se extiende. Un poquitín de aluminio en el desodorante, un poquitín de fluoruro en la pasta dental: pequeñas cantidades que, con el tiempo, pueden contribuir a una carga tóxica en nuestro cuerpo.

Las bombillas en nuestras casas pueden contener un poquitín de mercurio, y el pescado en nuestro plato puede albergar un poquitín de arsénico. A medida que avanzamos en el día, las medicinas que ingerimos, el café que disfrutamos y el aire que respiramos pueden añadir más sustancias a la mezcla.

Aunque nuestro cuerpo tiene la capacidad de eliminar naturalmente algunas toxinas, la preocupación surge cuando se acumulan y se vuelven una carga demasiado grande para nuestros sistemas de desintoxicación. La exposición crónica a estas sustancias tóxicas ha sido vinculada a diversos problemas de salud a largo plazo, convirtiéndose en uno de los riesgos más significativos para la salud en el siglo XXI.

Este constante goteo de “poquitines” de tóxicos no solo plantea interrogantes sobre la salud individual, sino también sobre la salud pública. La conciencia de estos riesgos y la adopción de prácticas más seguras en la producción y consumo diario son esenciales para proteger la salud y el bienestar a largo plazo.

En conclusión, la noción de “solo un poquitín” de sustancias tóxicas en nuestra vida diaria debe ser reconsiderada en vista de la acumulación constante y sus posibles impactos en la salud.

La toma de conciencia y la acción proactiva son fundamentales para contrarrestar esta tendencia y preservar la salud en un mundo cada vez más permeado por sustancias potencialmente perjudiciales.

Si te pareció interesante, Coméntalo y compártelo con tus amigos.

Te dejamos nuestros más reciente análisis: ¿Por qué el PRM arrasó con la Oposición?

LUCHAMOS POR LO QUE CREEMOS Sin agendas- Sin partido- Sin salario- Sin anuncios- Sin mandatos- Sin corruptos preferidos-Sin prejuicios- Sin miedo.
Aunque con la lucha lesione intereses de amigos.


Mi lucha no suele ser personal.Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando?
¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en la república dominicana y en todo el mundo? Porque somos una organización de opinión política que compartimos noticias de manera independiente y libre.